Exploramos

0

Este nuevo ciclo se inicia con mucha agitación pero con el horizonte marcado de advenimientos. Para aquellos que gusten de estar precavidos y preparar bien las maletas esta puede ser una oportunidad para reflexionar con el calendario a mano. Aquí va una de nuestras primeras ‘Gallinadas’ del año, o lo que viene siendo unas predicciones de madrugada.

El Gallo va de frente, no se esconde. Nos reta a ser más puntuales, a gestionar mejor el espacio-tiempo y nos invita a no dormirnos en los laureles. Pero, cuidado! no se dejen engañar por sus apariencias, el Gallo de Fuego es pura energía Ying; es el orden y la acción bien planificada desde la exquisitez, la delicadeza y la armonía.

El Gallo reclama independencia. El individuo al frente del servicio al colectivo, no al revés. Y te pregunta con descaro ¿qué hay detrás de lo que dices que eres? Así que, primero tu y luego todos. Este augurio apuesta fuerte por los casos de superación individual, los cuales serán el combustible para sociedades más fuertes al tiempo que sensibles.

¿Está Clarinette, no? El femenino, reina ahora.

El Gallo es presencia. Su bravura se ejerce desde el pequeño rincón que regenta, actúa casi desde la invisibilidad y apenas alce su canto, nos detendremos a escucharlo. Su sutileza es la exactitud y el compromiso con lo relacional. Así que, si tienes un proyecto (o una parejita…), y aún no te has comprometido con ello, aprovecha el último swing del Mono, porque este nuevo inicio se despierta de madrugada y requiere aplicabilidad, lo contrario, es conflicto.

En este nuevo baile, poco podremos improvisar, aunque sí jugar con los elementos del corral para superar con éxito el reinado del Gran Gallo. Preparen el calendario, enciendan bien la mecha y a por ello!

Sean ustedes intuitivos y fulminantes. 😉

Con humor, by Bejaranova

Comentarios ( 0 )

    Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados. *